lunes, 17 de noviembre de 2008

INFORMAR, NO PROHIBIR

Tanto el consumir y defender, como el estar en contra y abstenerse, son acciones que deben estar sustentadas en el conocimiento, en la información y por último, en la conciencia de cada persona.
No vamos a juzgar si es debido o indebido hacer uso de sustancias, en este caso la marihuana, pues es algo personal, y como dice el dicho: cada cabeza es un mundo. El punto es que al ser algo tan accesible, dadas las circunstancias sociales, debe convertirse en un acto responsable, y nos referimos a responsable para con uno mismo, pues se trata de nuestro organismo con lo que estamos experimentando.
Lamentablemente el acceso a la información es escaso, inversamente proporcional con la magnitud del tema, y las posturas casi siempre vendrán de sectores moralinos, más que de fuentes objetivas. Se nos enseña a temer sin entender, y a veces se cae en las trampas porque nunca recibimos información que nos sensibilizara. El hecho como tal es que se trata de un tema, como muchos otros, del que debemos tomar las riendas por cuenta propia, no dejarnos llevar por circunstancias pues eso nos llevaría a reproducir los mismos errores que quien actúa sin pensar. Mientras mayor dominio se tenga, estaremos mejor preparados pa' entrarle o no al asunto.
Hacerlo o no, es una pregunta que cada uno deberá responder, sólo cuidense, cuiden a la banda, respeten y respetense.
Y por cierto, el delincuente no es el que consume, sino la red que se enriquece con ello, que trafica y comercia, y que por supuesto esta ligada a altos niveles en el sistema.

1 comentario:

★ElsiUx★ dijo...

Legalegalización ¡CANNABIS!
De calidad y barato...
Legalegalización ¡CANNABIS!
Basta de prohibición...